Páginas vistas en total

lunes, 19 de junio de 2017

Tengo gastritis. O eso me han dicho... ¿Qué es eso?

Si miramos las búsquedas más frecuentes en Google por temas de salud, la gastritis está a la cabeza... y en la cabeza de muchos lectores. ¿Nunca le han dicho que tiene gastritis? Pues será usted de los pocos, pero no se preocupe, se lo dirán. Tomando pie de una preguntas que un lector me hizo en la entrada del intestino irritable, quiero intentar aclarar algunos conceptos que estoy seguro que sorprenderán a muchos.

Voy a empezar diciendo lo que es gastritis: gastritis es inflamación del estómago. Así de sencillo pero necesita su aclaración. Gastritis no es "que el estómago se me hincha", o "que siento molestias en la boca del estómago", o "que me molesta la tripa cuando como". De esta confusión participamos los médicos también pues no pocas veces, cuando estoy historiando a un paciente y le pregunto por sus antecedentes me dice que de joven le diagnosticaron gastritis. Entonces le digo: "¡Ah! ¿que ya le han hecho a usted antes una gastroscopia?" Y con frecuencia lo niegan y dicen algo así como: "No, qué va, es que fui a un médico porque me dolía el estómago y me dijo que tenía gastritis".

Primera aclaración necesaria: el diagnóstico de gastritis, el diagnóstico certero es anatomopatológico. Para decir con precisión que una persona tiene gastritis hay que hacer una endoscopia digestiva alta (gastroscopia) que normalmente contempla la mucosa del estómago con signos de inflamación, pero además con esto solo no basta: en esa exploración el endoscopista debe tomar muestras del estómago (biopsias) que remite al patólogo y es quien al mirar esos fragmentos al microscopio descubre que ciertamente entre las células de las glándulas gástricas existe una mayor presencia de células inflamatorias, leucocitos principalmente, que confirman que efectivamente hay inflamación en ese estómago. Lo que he contado en este párrafo resulta vital para entender lo demás y merece remarcar los siguientes términos:

- biopsia: fragmento de tejido corporal que se extrae del paciente para ayudar a conocer qué le pasa al paciente.
- patólogo (abreviatura de anatomopatólogo): médico que usted no ve ni trata pero es quien recibe el fragmento de tejido para examinarlo al microscopio. Es un médico que trata con otros médicos y que ayuda a esclarecer los diagnósticos.
- inflamación: presencia en un tejido de un mayor número de leucocitos (glóbulos blancos). Y unas características importantes al respecto de este infiltrado inflamatorio: si el predominio de estos glóbulos blancos es de los llamados "neutrófilos polimorfonucleares" se suele vincular a inflamación aguda o activa. Si los leucocitos son de los llamados linfocitos o células plasmáticas. se considera que que la inflamación es de predominio crónico. Pero también puede haber un tipo curioso de leucocitos que los patólogos suelen buscar y encontrar en mayor número de lo normal (casi siempre a sugerencia o petición del médico que envía la muestra) que son los eosinófilos, y cuando están presentes confieren al diagnóstico de la muestra el adjetivo de "eosinofílica" (gastritis eosinofílica, esofagitis eosinofílica, colitis eosinofílica,...). Por tanto el carácter agudo o crónico de una gastritis (que a menudo coexisten) se establece en función del tipo de infiltrado inflamatorio que observa el patólogo. Agudo y crónico hacen referencia directa a la duración en el tiempo de ese proceso: un proceso agudo es de corta evolución y uno crónico se estima que lleva en curso un tiempo que no baja de 3 a 6 meses.

Por tanto, hablando con precisión, inflamación no es igual que hinchazón o distensión abdominal. Y esta equivocación surge igual de parte del paciente cuando le cuenta las molestias a su médico como también por parte de algunos médicos que concluyen que el paciente que se hincha cuando come tiene gastritis, por más que la distensión abdominal pueda ser un síntoma de gastritis pero nunca sirve para asegurar tal diagnóstico. Así, cuando algún paciente me cuenta ese diagnóstico sin endoscopia ni biopsia previa, le aclaro que mi colega, a lo sumo, lo que quiso decir es que los síntomas que le refería eran sugestivos de gastritis pero no hubo certeza del tal diagnóstico. Se trataba de un diagnóstico de presunción.

Si un paciente acude a mi consulta con mano en la barriga refiriendo mucho dolor porque se ha tomado varios antiinflamatorios ese día, puedo sospechar en buena lógica que tiene una gastritis provocada por la toma de AINEs que son gastroerosivos, pero no tengo la certeza de tal: igual es una pancreatitis o un cólico biliar, o un ulcus duodenal.

¿Qué puede provocar una gastritis? La inflamación del estómago puede ser causada por varios motivos. Recientemente parece que se vincula siempre a la presencia de Helicobacter pylori una bacteria que ciertamente es el causante de gastritis crónica, de úlcera gástrica, de úlcera duodenal e incluso del cáncer gástrico y linfoma MALT. De hecho desde su identificación como agente causal en los años ochenta y su erradicación sistemática en los pacientes ulcerosos, la patología ulceropéptica prácticamente ha desaparecido y desde luego el tratamiento quirúrgico que antes se hacía de este problema ha pasado a la historia de la medicina. Pero tras este hito irrefutable de la medicina, hemos querido estirar el filón y llevarlo más allá de lo estrictamente vinculante. Y a día de hoy ante cualquier mala digestión o molestia abdominal se solicita una prueba de aliento para detección de Helicobacter pylori y, si sale positivo (cosa que en nuestro medio sucede en un 50% de los adultos) pues se le echa la culpa de los males sin empacho ni crítica alguna: y no, no todo el patología digestiva es Helicobacter y resulta peligroso salirse por la tangente. Por supuesto, si la gastritis está causada por Helicobacter (lo cual se sabe no por una prueba de aliento sino por el estudio de la biopsia que ve inflamado el tejido a consecuencia del Helicobacter), existe indicación médica de dar tratamiento antibiótico para erradicar la infección y curar la gastritis.

Pero hay muchas otras causas de gastritis: el tabaco, el alcohol, el vinagre, tomate muchos fármacos y sobre todo los antiinflamatorios, el reflujo biliar, el estrés, factores autoinmunes, etc... que deben ser estudiadas y evaluadas. De hecho es bastante frecuente la gastritis multifactorial. A veces quitamos una causa más o menos importante pero persiste otra con lo cual la mejoría del paciente es parcial, en función de la importancia que tenía la causa eliminada. Y no siempre es posible quitar todas las causas que están inflamando al estómago.

Habiendo explicado estos términos creo que es oportuno acabar esta entrada con las dos primeras preguntas que me hizo el lector al que me refería al principio:

1) ¿Es posible que lo que para un endoscopista lo que sean pliegues y mucosa adelgazados, para otro no lo sea?
2) ¿Es posible que se aprecien pliegues y mucosa adelgazados, pero la biopsia sea normal? ¿A que habría que hacer caso?


Y contestando a estas preguntas tan oportunas comenzaremos el siguiente capítulo. Entramos en el mundo de la subjetividad.

15 comentarios:

  1. Me parecen muy interesantes esas preguntas que figuran al final, porque a mi me pasó algo parecido y conozco de mas casos. El tema es que hay una apreciación por el endoscopista, que otros no había hecho, salvo, claro está que yo haya empeorado. El caso es que yo tengo unos síntomas de estómago revuelto que muchos dias me impiden hacer una vida normal y hago verdaderos esfuerzos por comer, asimismo tengo muchos gases. ¿puede ser por las gastritis crónica con atrofia ya sea en parte o en todo? Yo creo que la mayoría de médicos están muy perdidos en este tema y todo lo achacan al intestino irritable, pero yo toda la vida he tenido el SII y mis sintomas eran otros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas reflexiones. Se adelanta usted, amigo. Estamos aún en la fase de los "hallazgos" y de la interpretación de esos hallazgos o de su mera descripción. Otra cosa diferente, y que espero tratar en próximos capítulos, es si estos hallazgos son la CAUSA de estas molestias y el SIGNIFICADO CLÍNICO O LA TRASCENDENCIA que estos hallazgos han de tener para la vida del paciente: es que lo mejor acerca de las gastritis está por llegar. De momento, hacemos acopio de opiniones sobre lo escrito y aguardamos a que todos los interesados conozcan el contenido de esta entrada para dar el paso siguiente. Difunda y esté atento.

      Eliminar
  2. ¿La hipocondria y el TOC van ligados de la mano? No tengo ni idea sobre medicina pero me pregunto si estas dos enfermedades mentales tienen relacion entre ellas, ya que un hipocondriaco esta obsesionado con las enfermedades y realiza comprobaciones para calmar su ansiedad durante un corto periodo de tiempo y luego vuelve a hacer lo mismo, como una pescadilla que se muerde la cola... Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, expertos habrá pero qué duda cabe que el hipocondríaco tiene un cierto nivel de obsesión y de compulsión. Si desean meterlo dentro del espectro TOC o dejarlo fuera... son discusiones académicas.

      Eliminar
  3. Gracias por hacer estos temas tan accesibles a la mayoría de "sufridores del estómago". Gracias por explicar. Su blog está muy bien titulado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es la verdad... es lo que creo que más se parece a ella.

      Eliminar
  4. Hola, muy informativo el artículo. Gracias por la información
    ¿Que opina del agua mineral con gas, tiene algún efecto beneficioso para el estómago?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. No tengo conocimiento de ningún estudio que relacione beneficios o perjuicios del agua mineral con gas para el estómago. Sí hay bastante gente, no obstante, que la consume porque encuentra más aliviadas sus digestiones, acaso porque estimula y favorece los eructos. Es cuestión de probar. Otros no le encuentran beneficios.

      Eliminar
  5. Doctor Solicito Ayuda y Consejo, por favor! Gracias por todos sus artículos.

    Hace pocos días , me realicé una endoscopia digestiva alta;tras la misma, me salió, o mejor, el doctor vio, Gastritis crónica en el antro. Me tomó biopsias de las diferentes partes del estómago, para observar si estaba la helycobacter.

    Yo ya me estaba preparando para los antibióticos, cuando en el día de los resultados de la biopsia me salió negativo. No tengo la bacteria. No sabía si reir o llorar. Y quedé confundido, ¿entonces qué tengo?

    El gastroenterólogo me dijo que la gastritis no era tan grave, como para asustarme o preocuparme, pero yo lo que quiero es eliminar este síntoma que estoy tendiendo, ¿cuál es? Los Eructos. Desayuno, y al media día todavía estoy eructando el desayuno; Como, y en la noche todavía estoy eructando la sopa. Es desagradable la sensación. No sé que hacer. Es desesperante. Hubiera preferido que saliera la Helicobacter para matarla etc etc etc y "curarme".

    Pero mi sintomatología son los Eructos constantes. Siento como si la digestcón fuera lenta, la verdad no sé distinguir cuán de mi enfermedad es sugestiva y cuán orgánica, porque no tengo otros síntomas. Pero los Eructos son un hecho de facto. ¿ Es normal que se eructe el desayuno al medio dia, y se eructe la comida en la noche?

    El médico me preguntó que si me había desparasitado, y yo le dije que hace años no lo hacía, y me mantó a desparaasitar para ver cómo me sentía, me recetó: Albendazol 400 mg 1 tableta y repetir en 20 días: Tinidazol tableta 1 gm 1 tableta cada 12 horas por 2 días.
    Hoy inicié la medicina.

    Le agradezco mucho por su tiempo, Doctor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Usted está esperando ansiosamente hacerse una herida para aprovechar la tirita o el vendaje que tiene guardado en un cajón. Que no. Que no todo es Helicobacter. Y para liar más la cosa, sepa usted que se puede tener Helicobacter aunque la biopsia no lo reporte. A menudo pasa y lo vemos al pedir la prueba de aliento. Pero eso no necesariamente explica sus eructos, como no le veo la necesidad de "desparasitarse" de ¿qué supuesto parásito?

      Y cuanto más nervioso esté, convencido estoy de que eructará más. Ciertamente, muy confundido anda usted me parece.

      Eliminar
  6. Su respuesta doc, me hace recordar de manera jocosa, el primer párrafo sobre el síntoma del intestitno irritable, cuando la paciente, le pregunta, si averiguó y confirmó lo que ella sentía, el sindrome del intestino irritable, jajajaja, y usted le dice : "Pues yo lo que le he visto es un colon rigurosamente normal", Uno espera ese algo, para ver qué se puede hacer y tener una vida medianamente tranquila, y cuando ese algo, salió normal, pues queda más confundido.

    Lo que me produce más gracia es la tabla de alimentos que se muestra por internet, en algúnas páginas medianamente serias, sobre evitar alimentos que producen mucho más gases, pero terminaría comiendouna dieta de coles, !porque todo produce gases¡

    Pues he leído que nadie se ha muerto por eructar hasta el momento, pero la sensación es realmente desagradable,solamente el que la padece, sabe el desagrado que se siente, y que la caliad de vida merma.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los gases, ya lo dije, normalmente no matan pero dan muy mal vivir.

      Eliminar
  7. Qué horrosa la gastritis y lo peor cuando no hay una causa aparente... porque si al menos me dijeran que puedo hacer algo para solucionar el asunto. Soy joven, deportista, como super sano (a raíz del dolor cambie mi alimentación para ver si era por eso)... y aún así me sigue doliendo. Dieta alcalina... zumo de limón por la mañana, con agua de mar, con algas... todo tipo de hierbas, diente de león... ni gluten ni azucar refinado... me estoy volviendo loca! jeje
    Si alguien tiene algún remedio casero que le funcione, que lo comparta por favor!
    Lo que está claro es que algo está provocando esta epidemia de gente joven con problemas de estómago "que no se sabe de dónde salen", porque conozco muchas personas que están igual...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también conozco muchas personas con problemas de estómago, con gastritis y sin ella (no todo es gastritis) que buscan remedios caseros y se tratan hasta de lo que no hay que tratarse. Es verdad que es una epidemia, pero es que no se trata de dar palos de ciego probando de todo a ver si logro algo. Eso no es medicina racional.

      Eliminar